Intercambio de ropa de bebé en Barcelona.

Este artículo esta dedicado a todas las mamis y papis expertos, novatos o futuros.

Silvia, mamá de una preciosa bebita, ha organizado un Mercadillo de intercambio de ropa de peques para finales de mes en Barcelona.

Ésta es una de esas iniciativas geniales para estos tiempos, sobretodo. Uno cuando tiene hijos, compra ropa y le regalan ropa, casi que sin darse cuenta, se te llena el armario con cosas que casi no les pones, o algun despistado te regala algo que cuando a tu peque le va bien es en verano, y justo es una chaqueta de lana, ¿me entendéis no? Pues esta es tu oportunidad para deshacerte de esa ropa que ya no sabes que hacer con ella, y llevarte a casa prendas nuevas. A parte, para conocer a otros padres y madres, charlar, y por qué no, merendar!

Espero que los que vayas me mandéis alguna foto del evento y me contéis vuestros intercambios.

Yo intentaré ir, asi que quizas nos conozcamos!

Una historia de animales.

Había una vez… un día tranquilo, estábamos en casa (las peques y yo digo) y oímos que llamaban a la puerta. Miré por la mirilla y no vi a nadie. Quizas fue el viento pensamos. Pero volvieron a llamar y las peques miraron por debajo de la puerta. Ahora si! Vemos unas patitas!

Abrimos la puerta y que grata sorpresa! allí estaban esos animalitos de colores. Los dejamos entrar. Se sentaron al sofá a descansar, los pobres subieron los tres pisos con sus pequeñas patitas.

Primero se sentaron los gatos.

Luego los pandas.

Y de lo contentos que estaban, nos dieron un gran abrazo.

Y colorín colorado este cuento ha empezado…

Había dos veces …

… un árbol con nueces, y a mí que me gustaba tanto mirarlas, me tropecé y caí rodando por la montaña hasta la orilla del río, donde me encontré con una hoja gigante, subí y la corriente me Ilevó por lugares donde los animales saltaban felices sin miedo a que nadie les pusiera en un plato, lugares donde las niñas juegan con muñecas y puzzles, y de las nubes llueven galletas de chocolate. Y del río a la cascada, que todo lo remueve, lo agita hasta que te deja del revés y tus ojos por fin se dan cuenta de todo eso que no habías visto nunca antes.